Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Imagen de web sin texto con marca de agua de AMELyA Lupus Madrid

Avances hacia la jubilación anticipada para pacientes con lupus

Publicado el: 03/03/2024

Modificado el: 11/03/2024

Índice

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), del que AMELyA Lupus Madrid forma parte a través de FAMMA-Cocemfe Madrid, ha dado un paso significativo hacia la inclusión y el reconocimiento de las necesidades especiales de las personas con lupus, proponiendo a la Seguridad Social su inclusión para la jubilación anticipada.

Además del lupus, el CERMI ha propuesto la inclusión de otras discapacidades para ser consideradas en los criterios de jubilación anticipada para personas con un grado de discapacidad del 45% o superior: la artritis reumatoide, la encefalomielitis miálgica, la amiloidosis por transtiretina variante (ATTRv), la enfermedad de Huntington, el parkinson, la distrofia miotónica tipo 1 (enfermedad de Steinert), espina bífida, la fibromialgia, las inmunodeficiencias primarias y la esclerosis sistémica.

¿Qué es la jubilación anticipada?

La jubilación anticipada para personas con un grado de discapacidad del 45% o más es una medida de protección social diseñada para reconocer las dificultades específicas que enfrentan los trabajadores con determinadas enfermedades y/o con discapacidades significativas en el ámbito laboral.

Esta modalidad permite que las personas afectadas puedan retirarse del trabajo antes de la edad legal de jubilación (y cobrar la correspondiente pensión), bajo el entendimiento de que sus condiciones pueden limitar su capacidad para mantener un empleo a tiempo completo o realizar tareas laborales durante el periodo completo hasta la edad de jubilación estándar.

¿Quién puede solicitar la jubilación anticipada?

Para solicitar la jubilación anticipada en España, debido a una discapacidad del 45% o más, los interesados deben cumplir con ciertos requisitos esenciales.

A fecha de publicación de este artículo, los requisitos son los siguientes:

  • Estar activo o en situación similar: Es necesario estar dado de alta en la Seguridad Social o en una situación que se considere equivalente en el momento de solicitar la jubilación.
  • Tiempo mínimo de cotización: Se debe haber cotizado el tiempo mínimo requerido para acceder a la pensión de jubilación (consultar el apartado “Fuentes” para más información”. Durante este periodo de cotización, el solicitante debe haber estado afectado por alguna de las enfermedades que generan discapacidad, incluidas en la lista oficial, y tener un grado de discapacidad del 45% o más por estas enfermedades durante al menos cinco años.
  • Edad mínima de 56 años: Para acceder a esta modalidad de jubilación anticipada, la persona debe tener al menos 56 años de edad.
  • Acreditación de la discapacidad: La discapacidad debe ser acreditada mediante un informe médico que indique la fecha de inicio o manifestación de la enfermedad. Además, se debe obtener una certificación de una entidad competente (como el Instituto de Mayores y Servicios Sociales o el órgano correspondiente de la comunidad autónoma) que confirme que la discapacidad deriva de una de las patologías listadas y que el grado de discapacidad ha sido igual o superior al 45% durante al menos cinco años.

Para obtener información más detallada, o iniciar el proceso de solicitud, consulta directamente con la Seguridad Social o visita su página web (en el apartado “Fuentes”, al final de este texto).

¿Qué implicaciones tendría que se hiciera efectiva la inclusión del lupus en la jubilación anticipada?

La inclusión del lupus en la lista de condiciones reconocidas para la jubilación anticipada representa un cambio paradigmático en el reconocimiento y el apoyo a las personas con esta enfermedad.

En caso de ser aprobada supondría:

  1. Reconocimiento de la gravedad de la enfermedad: La inclusión del lupus en esta lista supone un reconocimiento oficial de la gravedad y el impacto significativo que esta condición tienen en la vida de los afectados. Esto valida las experiencias de los pacientes, muchos de los cuales luchan por la comprensión y el reconocimiento de sus dificultades en el ámbito laboral y social.
  2. Acceso a la jubilación anticipada: Los pacientes con un grado de discapacidad del 45% o superior podrían acceder a la jubilación anticipada, lo que les permitiría retirarse del mercado laboral en condiciones más justas, teniendo en cuenta las limitaciones que su enfermedad impone en su capacidad de trabajo.
  3. Mejora de la calidad de vida: Con la posibilidad de una jubilación anticipada, los pacientes podrían gestionar mejor su salud sin la presión de cumplir con un horario laboral que puede exacerbar sus condiciones. Esto podría traducirse en una mejora de su calidad de vida, permitiéndoles concentrarse en su bienestar.

¿Cuándo será efectiva la inclusión del lupus en la jubilación anticipada?

La inclusión del lupus en la lista de condiciones reconocidas para la jubilación anticipada es un proceso que requiere análisis, evaluación y desarrollo normativo por parte de las autoridades competentes.

Aunque el CERMI ha propuesto oficialmente la inclusión del lupus y otras enfermedades, el tiempo exacto para que esta inclusión se haga efectiva dependerá de varios factores:

1. Evaluación por la Seguridad Social: La propuesta debe ser analizada y evaluada por la Seguridad Social. Este paso es crucial para determinar la viabilidad y los requisitos necesarios para implementar la inclusión de estas nuevas condiciones.

2. Desarrollo normativo: Basado en la evaluación, se deben elaborar y aprobar las normativas y regulaciones correspondientes que permitan la aplicación efectiva de esta medida. Este proceso implica la redacción, revisión y publicación de las normas necesarias.

3. Creación de grupos de trabajo: El CERMI ha sugerido la formación de un grupo de trabajo ‘ad hoc’ que incluya a representantes de la Seguridad Social, del Ministerio de Derechos Sociales y del propio CERMI para discutir y preparar la Orden Ministerial que actualice el listado de patologías reconocidas.

4. Publicación y entrada en vigor: Una vez desarrolladas las normativas, éstas deben ser publicadas oficialmente para que entren en vigor. La fecha de efectividad dependerá de la rapidez con la que se complete este proceso legislativo y administrativo.

Dado estos pasos, es difícil proporcionar una fecha exacta para cuando la inclusión del lupus en la jubilación anticipada será efectiva. El proceso puede llevar desde varios meses hasta algunos años, dependiendo de la complejidad de las evaluaciones, la capacidad de consenso entre los diferentes actores involucrados y la celeridad del proceso legislativo.

Hay algo que tú puedes hacer para acelerar el proceso

Con fecha 7 de marzo, COCEMFE y FELUPUS han realizado un comunicado para instar al Gobierno a que acelere los trámites burocráticos para hacer la jubilación anticipada una realidad.

Lee el comunicado y súmate a la petición. Aquí te explicamos cómo hacerlo. No te llevará tiempo y ¡nos ayudarás a lograr algo muy grande!

Desde AMELyA Lupus Madrid, como miembro de FAMMA-Cocemfe Madrid, nos aseguraremos de mantenernos informados sobre el progreso de esta propuesta para manteneros actualizados.

Fuentes:

+ posts

Licenciada en Economía y autora del blog Tu Lupus Es Mi Lupus.
EUPATI fellow.
Community manager en Lupus Europe, AMELyA Lupus Madrid, ACOLU Lupus Córdoba y SAF España.
Redactora web en AMELyA Lupus Madrid y en SAF España.

Foto de Elena
M. Elena Sánchez Morán
+ posts

Elena es trabajadora social retirada y vicepresidenta de la asociación AMELyA Lupus Madrid

error: Content is protected !!