Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Tratamientos

Actualmente existe una gran variedad de tratamientos para el lupus.

Aunque hay varias clasificaciones, nosotros, por motivos de simplicidad, vamos a dividirlos en analgésicos, antimaláricos, corticoides, inmunosupresores y biológicos.

En este artículo encontrarás una explicación general sobre todos ellos.

Analgésicos

Tratamientos empleados para disminuir o eliminar el dolor.

Antiinflamatorios no esteroides (AINEs)

Son un tipo de analgésico. Su finalidad es combatir los procesos inflamatorios.

Antimaláricos

También llamados antipalúdicos, son el tratamiento base del lupus: hidroxicloroquina y cloroquina.

Corticoides

Son antinflamatorios esteroideos y se caracterizan por ser una de las herramientas más potentes en el control de la inflamación.

Inmunosupresores

Azatioprina

Es el inmunosupresor que se suele emplear para mantener la remisión

Metotrexato

Ha mostrado ser eficaz en el tratamiento de las manifestaciones cutáneas y articulares

Ciclofosfamida

Se suele emplear en formas graves de la enfermedad (sistema nervioso central, pulmón) y tratamiento de nefritis lúpica

Micofenolato

Usado con frecuencia para tratar la nefritis lúpica

Tacrólimus

Se suele pautar en casos de nefritis lúpica. En especial, en casos de nefritis proteinúricas

Tratamientos biológicos