Comorbilidades del dolor crónico- Factores de riesgo

Las comorbilidades del dolor crónico

Publicado el: 10/01/2023

Modificado el: 16/07/2023

Índice

En un artículo anterior hablamos sobre las comorbilidades del lupus y otras enfermedades reumáticas y musculoesqueléticas. Hoy lo hacemos sobre las comorbilidades del dolor crónico, un tema del que se habló en el pasado congreso de EULAR.

Recordemos que las comorbilidades son aquellos trastornos que aparecen de manera secundaria a una enfermedad. En el caso del dolor son la fatiga crónica, el insomnio, los problemas cognitivos, la depresión y la ansiedad.

Algunas cifras

Si el dolor no se trata, aparecen más problemas como fatiga e insomnio (presentes en más del 50% de pacientes con dolor crónico) y problemas cognitivos (40-44% de pacientes). Y esto es un problema grave porque, según la Dra. Stamatos, alrededor del 30-40% de pacientes con dolor no están adecuadamente tratados.

La depresión y la ansiedad también son comunes en pacientes con dolor crónico. Las sufren más del 20-30% de los pacientes, en comparación con la población general (depresión: 4%; ansiedad: 10%).

Además, el 21% de pacientes tienen trastorno bipolar y la proporción de suicidios es 10 veces mayor que el de la población general.

¿Cómo controlar adecuadamente el dolor?

Como también os hemos comentado en la ponencia de sobre manejo integral del dolor, es necesario identificar y evaluar una serie de factores a la hora de elaborar una estrategia por objetivos en el tratamiento del dolor:

  • Identificar y tratar la enfermedad de base (lupus, fibromialgia, artritis reumatoide, SAF…)
  • Calidad del sueño.
  • Evaluar si existe algún trastorno del estado de ánimo.
  • Conocer las características del dolor (nociceptivo o neuropático. También las vimos en la ponencia sobre tratamiento integral del dolor).
  • Dieta y nutrición.
  • Condicionamiento.
  • Bienestar y determinantes sociales.
  • Automanejo del paciente.

La pirámide de las necesidades de Maslow

Es la estrategia que la Dra. Stamatos recomienda a la hora de abordar el dolor crónico.

La pirámide de Maslow es una teoría psicológica que divide las necesidades humanas en 5 niveles: necesidades básicas o fisiológicas, de seguridad, de afiliación, de estima y de autorrealización.

Según Maslow, el ser humano sólo puede satisfacer las necesidades de los niveles más altos una vez va satisfaciendo las de las necesidades más básicas.

Aplicando la teoría de Maslow al dolor, primero tendríamos que abordar la inflamación (enfermedad de base), el sueño y el estrés o los trastornos del estado de ánimo para poder controlar el dolor de forma efectiva.

La manera efectiva de abordar todos estos factores es, según la Dra. Stamatos, mediante un cuestionario. El que emplea en su consulta consta de 11 páginas y en él evalúa los factores que hemos mencionado ya y el nivel de educación, historia familiar, motivación y un largo etc.

Determinantes sociales de la salud

Es importante saber que la salud no sólo es un conjunto de síntomas y dolencias, sino que está condicionada por factores socioeconómicos:

  • Estabilidad económica.
  • Acceso a educación y nivel cultural.
  • Acceso al sistema de salud y la calidad del mismo.
  • Contexto comunitario y social:
    • Vivienda segura.
    • Barrio.
    • Racismo, discriminación y violencia.

Todos ellos son factores que hay que tener en cuenta a la hora de tratar el dolor. Si no se aborda la problemática que pudiera existir en este aspecto en un paciente concreto, puede que la estrategia de tratamiento no tenga los resultados esperados.

Riesgos modificables y no modificables en el dolor crónico

Siempre habrá cosas que no podamos modificar, pero se debe trabajar en las que sí podemos cambiar y que podrían significar un cambio en el dolor crónico. Es un mensaje para profesionales sanitarios y pacientes, que también deben tener un papel activo en el manejo del dolor:

  • En la medida que puedas, haz cosas que te hagan sentir útil.
  • No fumes ni bebas alcohol.
  • Cuida tu alimentación.
  • Haz ejercicio.

Por supuesto, hay que abordar la enfermedad de base, los problemas de salud mental y los de sueño.

Comorbilidades del dolor crónico- Factores de riesgo

La analgesia en el dolor crónico

Cada paciente con dolor crónico debe ser evaluado de forma individual y, según el tipo de dolor, aplicar un tratamiento farmacológico u otro. No es lo mismo tratar el dolor nociceptivo que el neuropático, por ejemplo.

Y es importante tener siempre presente que el tratamiento farmacológico es opcional y debería ser mínimo y siempre teniendo en cuenta la consecución de un objetivo: el abordaje de la inflamación, del insomnio, de los problemas de salud mental…

Terapia intervencionista del dolor

Según la web Tu Vida Sin Dolor, la terapia intervencionista del dolor «son procedimientos “mínimamente invasivos” practicados en la vecindad de una estructura nerviosa, de una articulación o una fascia (las membranas que separan los distintos musculos…) que pretenden aliviar el dolor de manera drástica e inmediata procurando conseguir la mayor duración posible de dicho efecto beneficioso». Estos procedimientos se realizan en las unidades del dolor.

Puedes encontrar más información sobre este tipo de terapias en un artículo escrito por la Dra. Madariaga, presidente de la Sociedad Española del Dolor a fecha de publicación de este artículo. Te lo dejamo en el apartado «Fuentes».

Cómo abordar los problemas de sueño

Muchos pacientes tienen problemas de sueño, aunque no lo crean. Tener dificultad para quedarse dormido, despertarse con frecuencia (aunque sea sólo por unos segundos) o tener un sueño no restaurativo son indicativos de problemas de sueño que hay que evaluar y abordar.

Una vez sabemos que hay un problema de sueño, hay que saber el porqué: dolor, ansiedad, depresión, apnea del sueño, ronquidos, síndrome de piernas inquietas, etc.

Aunque existen los estudios de sueño, no siempre será necesario hacerlos.

Artículos relacionados:

Fuentes:

+ posts

Licenciada en Economía y autora del blog Tu Lupus Es Mi Lupus.
EUPATI fellow.
Community manager en Lupus Europe, AMELyA Lupus Madrid, ACOLU Lupus Córdoba y SAF España.
Redactora web en AMELyA Lupus Madrid y en SAF España.