Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Imagen de web sin texto con marca de agua de AMELyA Lupus Madrid

La terapia con células CAR-T Anti-CD19 en el tratamiento del lupus eritematoso sistémico refractario: el estudio

Publicado el: 19/09/2022

Modificado el: 03/02/2024

Índice

Si aún no has leído el artículo que hemos publicado sobre la terapia con células CAR-T, te aconsejamos que lo hagas antes de leer este artículo, ya que te aclarará muchos conceptos y podrás comprender mejor las implicaciones de este estudio que te vamos a contar y que ha sido llevado a cabo por científicos alemanes.

Calma y cautela

Y, antes de contaros en qué consistió el estudio y, sobre todo, cuáles fueron los resultados, os queremos comentar un par de cosas que creemos importantes. Aunque ya las comentamos en el artículo donde os explicamos en qué consiste esta terapia, vamos a repetirlas para tenerlas en cuenta. Sabemos que lo hemos repetido ya varias veces, pero queremos asegurarnos de que todos lo lean:

Los resultados son muy prometedores. Tanto médicos como pacientes e investigadores estamos exultantes y hay motivos para ello, pero debemos tomar los resultados con cautela hasta que se lleven a cabo más estudios. 

Desde que saltó la noticia en los medios españoles el pasado 15 de septiembre, hemos leído muchas barbaridades que distan bastante de lo que debemos esperar de este tratamiento. 

En primer lugar, no es la cura del lupus, como han publicado muchos medios. Los resultados del estudio son muy prometedores, pero por ahora hablamos de remisión y no de cura. Aún hay que hacer un seguimiento más a largo plazo de los pacientes para poder decir más en este respecto. 

En segundo lugar, el estudio se ha llevado a cabo en una muestra muy pequeña (5 pacientes), por lo que es necesario realizar estudios en muestras más grandes de pacientes para comprobar la efectividad del tratamiento. 

En tercer lugar, y punto que consideramos más importante, aún queda pendiente investigar en qué perfiles de pacientes será efectivo este tratamiento. Esto significa que es muy posible que no se administre a todos los pacientes, sino a un grupo que cumpla unos criterios muy específicos. 

Por último, el coste de este tratamiento puede superar los 300.000€.

Somos conscientes de la esperanza que supone recibir noticias como ésta que ha inundado los periódicos estos días. Y hay motivos para tener esperanza, pero en su justa medida. Ni es la cura ni, por el momento, es un tratamiento que vaya a llegar a todos los pacientes. 

¿Hay que tener esperanza y estar exultantes? ¡Por supuesto! Pero con mesura y siendo conscientes de que el estudio tiene sus limitaciones y aún habrá que esperar para ver resultados definitivos.  

Una vez dicho esto, veamos en qué consistió este impresionante estudio cuyo objetivo fue evaluar la eficacia y seguridad del tratamiento del LES con células CAR-T.

¿En qué consistió el estudio con células CAR-T?

En este estudio participaron 5 pacientes de entre 18 y 24 años con LES activo y refractario a tratamientos convencionales. Esto es, que ninguno de los pacientes había respondido al tratamiento con inmunosupresores, rituximab, belimumab, glucocorticoides… Además, todos los pacientes tenían afectación orgánica: glomuronefritis y afectación en el corazón, los pulmones y las articulaciones. Ninguno presentaba afectación del sistema nervioso.

Todos los pacientes fueron sometidos al tratamiento siguiendo el proceso que os explicamos en el artículo sobre la terapia con células CAR-T.

Así, en el día 0 de estudio, las células CAR-T fueron administradas a todos los pacientes por vía intravenosa en dosis de 1×10⁶ células CAR-T por kilo de peso y se les mantuvo hospitalizados durante 10 días para monitorizar la toxicidad.

¿Cuáles fueron los resultados del estudio?

Por resumirlos un poco, os contaremos, por ejemplo, que los signos y síntomas del lupus mejoraron de manera continua en los 5 pacientes que se sometieron al estudio, alcanzándose un índice SLEDAI-2K igual a cero en 4 de los 5 pacientes. 

Las células CAR-T administradas a los pacientes se expandieron de manera efectiva, provocando la depleción de las células B, la mejora de los síntomas de los pacientes y la normalización de los parámetros de laboratorio.

La nefritis remitió, los niveles de complementos se normalizaron y los anti-dsDNA se negativizaron en todos los pacientes (recordemos que los complementos y los anti-dsDNA son los marcadores de actividad del lupus).

Todos los pacientes alcanzaron la remisión clínica según la definición DORIS tres meses después de la administración de las células CAR-T. Además, alcanzaron el estado de baja actividad de la enfermedad LLDAS y pudieron dejar toda medicación relacionada con el lupus, incluyendo los corticoides y la hidroxicloroquina.

Este estado de remisión sin medicación del que os hablamos y que experimentaron los pacientes se mantuvo durante 8 meses tras la administración de las células CAR-T e incluso tras la reconstitución de las células B, que ocurre pasado un tiempo tras la infusión de las células CAR-T. Según el estudio, unos 100 días.

¡Pero no se queda ahí la cosa! Ya que, a los 3 meses de la administración de las células CAR-T, se llevó a cabo un análisis de los autoanticuerpos de los pacientes y los investigadores hallaron que no sólo habían desaparecido los anti-dsDNA, sino que también se había producido un descenso en otros autoanticuerpos como los Sm o los SS-B/La.

Y, como sois varios los que habéis preguntado por la fatiga en redes sociales, os diremos que tanto la fatiga como otras manifestaciones severas del lupus, como la artritis, la fibrosis de las válvulas cardíacas y la afectación pulmonar desaparecieron tras la administración de las células CAR-T.

En cuanto a los efectos adversos, no se observaron en ninguno de los 5 pacientes, lo que indica que el tratamiento es bien tolerado en el LES.

Y ahora, ¿qué?

Como hemos dicho al principio del artículo, aunque son resultados muy prometedores, hay que tomarlos con cautela, ya que este estudio se ha realizado en una muestra muy pequeña de pacientes y será necesario hacer estudios con muestras más grandes para poder comprobar la efectividad del tratamiento.

Los autores del estudio añaden que, por el momento, no se conoce el perfil de paciente que podría beneficiarse de este tipo de terapia y, por tanto, puede que no todos los pacientes respondan a ella.

Finalmente, los autores indican que no hay datos sobre la eficacia del tratamiento con células CAR-T en el largo plazo y que, por tanto, también se necesitaría confirmar la remisión sostenida sin tratamiento en el LES.

¡Seguiremos informando!

Artículos relacionados:

Fuentes: 

Licenciada en Economía y autora del blog Tu Lupus Es Mi Lupus.
EUPATI fellow.
Community manager en Lupus Europe, AMELyA Lupus Madrid, ACOLU Lupus Córdoba y SAF España.
Redactora web en AMELyA Lupus Madrid y en SAF España.

error: Content is protected !!